DERECHA

REVÉS

VIBORA

SMASH

BANDEJA

SALIDA DE PARED

VOLEA

MAGIA

Un poco de historia sobre mí

Nací un 6 de mayo de 1978 en la ciudad más bonita de Argentina: Mar del Plata. Desde bien pequeño tuve claro mi objetivo: ser algún día jugador profesional de pádel. Soñaba con ello. Y dediqué todo mi esfuerzo e ilusión durante mi juventud por alcanzar este sueño.

Con 9 años empezó a practicar, golpeando la pelota contra el muro de un club de Mar del Plata. Pronto empecé a jugar torneos regionales. Y a los 15 años debuté como jugador profesional, ganando mi primer torneo con Luis Pozzoni. Mi sueño se había cumplido. Pero todavía me quedaba un mundo por recorrer.

Con 19 años agarré mi pala, hice las malestas y me trasladé a España con el objetivo de entrenar y competir cada día con los mejores. Un año después, tuve la oportunidad de jugar el Campeonato del Mundo con el mejor jugador de pádel que han visto mis ojos, Roby Gattiker.

Salimos campeones derrotando en la final a Juan Martín Díaz (mi compañero World Padel Tour en 2016) y a Alberto Piñón. Otro sueño hecho realidad. Con 20 años ya era campeón del mundo.

En el año 2006, en Murcia, volví a repetir título de campeón del mundo. Esta vez lo hice al lado de otro genio de este deporte como Hernán Bebe Auguste. En la final nos impusimos a Pitu Losada y Juani Mieres.

En 2008, salimos campeones del Masters Final con Seba Nerone. Un año increíble en todos los sentidos.

En 2012, llegó mi tercer título mundial por parejas, en esta ocasión con Fernando Poggi. Fue en Barcelona, derrotando nuevamente a Juani Mieres que esta vez jugaba con Pablo Lima.

A lo largo de toda mi carrera, he tenido la suerte de jugar con algunos de los mejores jugadores del mundo. Ya he nombrado a algunos, pero tampoco me olvido de otros como Mati Díaz -más que un compañero, un amigo-, Miguel Lamperti o Maxi Grabiel.

Un mago dentro de la pista

Con un estilo de juego muy característico y definido, Cristian Gutiérrez es considerado como uno de los jugadores con más talento del circuito internacional.

Posee un estilo de golpeo basado en la técnica y la precisión, lejos del estilo de potencia de otros jugadores. Cristian Gutiérrez rememora con su juego a la esencia del pádel, al pádel más puro.

Su mejor golpe es la derecha, especialmente el drive normal, donde es capaz de imprimir una gran velocidad de bola con un efecto pronunciando cambiando el ritmo del punto. La bandeja también se encuentra en su repertorio top de golpes maestros con su habilidad innata, el día que lo tiene acertado aguanta y mantiene el partido con los rivales encerrados en las esquinas.

El smash de potencia es un recurso que utiliza poco y solo cuando la bola se le queda franca, sobre todo porque utiliza mas el recurso de la bandeja y víbora.

Es un jugador con grandes recursos técnicos. Su magia queda patente partido tras partido. Comete muy pocos errores y es un jugador siempre implicado con su compañero. Un as dentro de la pista.

Facebook   Twitter

¿Quieres conocer mi pala favorita? SIUX ALIEN

Mis patrocinadores

Empresas que confían en mi trabajo